ILUMINACIÓN DE BAJO CONSUMO

" estudiamos la mejor solución "

Existen eficaces soluciones para reducir drásticamente el gasto e impacto al medio ambiente.

La gran mayoría de los ascensores existentes disponen de iluminación por tubos fluorescentes o por lámparas halógenas. Ésta iluminación permanece encendida las 24 horas del día, los 365 días del año.

Nuestro objetivo es reducir el consumo de los equipos de iluminación y conseguir que esta iluminación solo permanezca encendida cuando el ascensor esté en uso, se considera que un edificio de viviendas tiene un máximo de 4 horas de uso real.


La solución más económica estaría basada en el cambio directo de los fluorescentes o focos halógenos existentes, por equipos de iluminación LED y la desconexión controlada de esta iluminación mediante 1º instalación de un temporizador programable con retardo a la desconexión, conectado directamente a la maniobra que gobierna el ascensor. 2º instalación de detectores de presencia que aseguran también el apagado automático de la luz en cabina. 

Nuestro compromiso es estudiar cada caso de manera individual, proponer las posibles soluciones y aconsejar de manera profesional que es lo mejor y más eco eficiente.