VARIADOR DE FRECUENCIA

Los variadores de frecuencia son la mejor opción para instalaciones nuevas de ascensores y modernizaciones de ascensores existentes.


Están tomando cada día más importancia en el mercado de los ascensores, producto de la mejora considerable que éstos originan tanto en el confort de las personas como en la confiabilidad, seguridad de los sistemas y ahorro energético.
 

Es importante que el variador que sea integrado al sistema ofrezca la posibilidad de mejorar la variable de la seguridad, cuestión que se consigue al programar sus entradas inteligentes con las opciones de detención en caso de fallo en cualquier parte del sistema.

 

Todas estas funciones permiten reducir la probabilidad de accidentes prácticamente a cero.
 

Normalmente, todos los ascensores que trabajan sin variadores de frecuencia utilizan motores de dos velocidades arrancando el motor con partida directa en alta velocidad y con una secuencia de frenado que consiste en pasar de velocidad rápida a velocidad lenta en fracciones de segundo. Posteriormente, funciona con velocidad lenta hasta alcanzar un nivel definido por tiempo y se produce la desaceleración total inmediata de la velocidad lenta, que culmina
con la aplicación del freno sobre el volante de inercia.


Eléctricamente en esta operación intervienen contactores que son los que abren el circuito para sacar cualquiera de las dos velocidades que estén en funcionamiento. Mediante la utilización de variadores de frecuencia se obtiene una característica de aceleración y desaceleración en forma continua, eliminando por completo la sensación del comienzo brusco y el salto durante
la carrera, logrando una sensación de confort imposible de conseguir sin este accionamiento.

 

Además, con los variadores de frecuencia se prolonga la vida útil tanto del motor del ascensor, como de las partes mecánicas asociadas, debido al gran daño que producen los sobreesfuerzos eléctricos y mecánicos en cada
partida directa.


Se consigue también un ahorro energético debido a la eliminación de los sobreesfuerzos. Asimismo, los variadores de frecuencia permiten eliminar los contactores, que requieren constante mantenimiento y reposición.